Desarrollo de criptomonedas avanza en Costa Rica con poca regulación y muchas áreas grises

Tiempo de lectura: 6 minutos ;  Publicado: Hace 3 meses el 25 de julio de 2021

Cada vez más comercios empiezan a adoptar criptomonedas como el bitcóin como método de pago.

El mercado costarricense avanza a un ritmo vertiginoso.

El mercado de criptomonedas en Costa Rica avanza pausadamente pero la pandemia potenció la adopción de este tipo de activos tanto para actividades cotidianas como para inversiones.

El país actualmente carece de legislación que admita alguna criptomoneda como de curso legal, ni tampoco una norma que regule el movimiento, inversión o existencia de estos activos.

Esto pone a sus usuarios en una especie de área gris, pues las actividades no son prohibidas, pero tampoco tienen un respaldo en el marco legal que les brinde una serie de normas o guías sobre dónde y cómo actuar.

Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR) explicó que desde la entidad tomaron la decisión de dejar las criptomonedas libres, es decir sin regulación para que el mercado crezca y posteriormente conforme avance, analizar qué tipo de medidas se pueden tomar.

Usos en Costa Rica

Otto Mora especialistas y consultor en materia de blockchain, explicó que en Costa Rica el mercado avanza pausadamente debido principalmente a la falta de un marco normativo que le permita a las entidades bancarias no obstaculizar el proceso de transferencias.

En el país el principal uso que se le da a la criptomoneda es para fines especulativos o inversiones, de manera que las personas adquieren el activo lo guardan en su billetera digital y lejos de utilizarlo para adquirir bienes o servicios se almacena y eventualmente especulan o intercambian los activos para generar más dinero.

Cubero agregó que el bitcóin es, principalmente, utilizado con fines de inversión especulativa, pero no tan frecuentemente para usarla como dinero por lo que desde el Central tampoco consideran que represente un riesgo financiero ni de sustitución del colón costarricense.

No obstante en Costa Rica son cada vez más los comercios que buscan la manera de incluir las billeteras digitales dentro de sus sistemas de pago para que las personas puedan adquirir sus productos y servicios con este medio.

En el caso de Costa Rica la compra y venta de criptoactivos es persona a persona, de manera que hay un grupo que cuenta con una reputación en la comunidad y realizan las transacciones. No obstante, siempre existe la posibilidad de que se comentan estafas debido a que al ser un mercado desregulado, cuando se hace la transferencia existe la posibilidad de impago.

“Las personas contactan a los vendedores con mayor reputación, hacen una transferencia por Sinpe, pero deben colocar en el asunto comentarios como ‘servicios digitales’ ‘transacción de arreglos informáticos’ o similares para evitar que el banco bloquee la transferencia” agregó Mora

Hay países donde los comercios se dedican a hacer las transferencias, este no es el caso de Costa Rica.

De acuerdo con Mora, los bancos son muy aversos al riesgo por lo que cualquier mínima sospecha de que se está realizando una transacción relacionada con criptomonedas es inmediatamente bloqueada por la entidad, por lo que advierte que una buena práctica que podría adoptar el país es seguir manteniendo el uso e inversión de criptomonedas bajo el riesgo de cada quien, pero estableciendo una serie de controles compensatorios en las entidades bancarias para evitar malentendidos.

“Esto sería bueno para la comunidad y el país en general para evitar el mercado ‘gris’ de intercambios”, agregó Mora.

Conforme la comunidad costarricense de criptomonedas crece, los comercios están cada vez más interesados en incluir en opciones de pago alguna de las criptomonedas.

WeWork, empresa en el sector de arrendamientos de espacios de trabajo, anunció, el pasado 20 de abril, que comenzará a aceptar criptomonedas. En asociación con BitPay y Coinbase, la firma ampliará su flexibilidad al recibir pagos en criptomonedas para transacciones entrantes y salientes.

Muebles Kawa realizó un posteo donde indicaba que parte de su estrategia de ventas incluyó el bitcóin como medio de pago. Lo mismo con el restaurante Yiyas en Guanacaste, quienes aseguran que es cada vez más factible este método de pago.

Además la cafetería Hubffee, ubicada en Paseo Colón, recibe pagos con la criptomoneda CR Coin.

En el 2017 se colocó el primer y único cajero de bitcóin en el país, ubicado frente al edificio Banco Central, administrado por la empresa Edenia, integrante de la Asociación Blockchain.

Por medio de esta unidad se pueden adquirir bitcóin, pero se solicitan algunos datos de la persona, especialmente si son montos altos, para tener más seguridad y confianza.

Cajero de bitcoin en San José. El único cajero de bitcoin que hay en el país, se encuentra en el edificio Trifami, detrás del Banco Central.

Minería y Criptomonedas en Costa Rica

A nivel nacional hay iniciativas donde se están desarrollando granjas de minería de criptomonedas, una de ellas y la más conocida hasta el momento es el Centro de Minería Digital.

Está ubicado en Alajuela y tiene capacidad para 1.000 equipos , cuenta por el momento con 250 máquinas que están ubicadas en la planta hidroeléctrica Poás.

Poás I Eduardo Kopper Orlich cuando inauguró oficialmente su nuevo negocio de alquiler de espacios y provisión de energía a «mineros» de criptomonedas en su planta Poás I.
Poás I Uno de los contenedores con equipos especiales de minería de criptomonedas en las instalaciones de la hídrica Poás I en Poás (Alajuela) el sábado anterior.

Entre los servicios que ofrecen está el monitoreo de temperatura y humedad, fibra óptica de alta velocidad, seguridad con cámaras de vigilancia, mantenimiento de limpieza e inclusive máquinas de minería a la venta.

“Al inicio cuando me hablaban de criptomonedas les decían están locos pero después me metí a investigar y me di cuenta que toda esta energía que tenía y el ICE no quería, se podía aprovechar”, agregó Eduardo Kooper, creador y dueño del centro de minado.

De acuerdo con Kooper a través de la empresa, se puede competir en los mercados mundiales de minería de criptomonedas debido a que en Costa Rica la electricidad limpia es de bajo costo, el Internet tiene buena velocidad y el clima es ideal y estable durante todo el año para minar bitcoins.

Quienes deseen minar pueden acudir a este centro de minado para obtener hospedaje (que incluye los servicios previamente mencionados) a un menor costo, lo que le permite a las personas usar sus equipo o los del lugar sin invertir tanto dinero en el recibo de electricidad.

El país también avanza en la creación de criptomonedas nativas. Se han desarrollado proyectos que buscan atacar los puntos débiles que afectan a las criptomonedas mundiales. Al hacer un barrido por el escenario local surgen nombres como CR Coin, PUL, Nimiq, Mango, VICU.

CR Coin es un medio de pago virtual aceptado en una red de 43 comercios asociados. El valor de esta moneda está ligado a la oferta y demanda del mercado.

La fase de colocación de la moneda o ICO –acrónimo de Initial Coin Offering–, comenzó en enero de 2020 a un precio de $0,15. Con CR Coin no hay intermediarios y el dinero pasa directamente de persona a persona, de comprador a vendedor o entre comerciantes. Esto reduce el costo al enviar dinero al no existir cobros de comisiones por parte de un banco, dicen los creadores.

CR Coin En la foto, un cajero de Cr Coin que pronto entrará en funcionameinto y con el cual se pueden cambiar o vender criptomonedas.

A diferencia del Bitcoin, esta moneda local no necesita de la minería, sino que ya fueron creadas las 21 millones de divisas virtuales. Es a partir de esta cantidad de monedas, que se comienza a dar el valor para cada una de ellas, según la oferta y demanda. Los CR Coins se basan en blockchain de Etherium.

Adicionalmente un grupo de programadores domiciliados en Santa Teresa de Cóbano desarrollaron la plataforma de blockchain Nimiq OASIS (Open Asset Swap Interaction Scheme) para compras y transacciones con criptomonedas mediante transferencias bancarias.

Nimiq anunció acuerdo con banco TEN31 de Alemania para realizar operaciones en la plataforma con monedas virtuales o nacionales.

La alianza permitirá utilizar Nimiq OASIS, la billetera digital Wallet Nimiq y la criptomoneda NIM en diversidad de servicios y pagos, que se habilitarán por etapas. “El usuario podrá realizar pagos diarios”, explicó Ricardo Barquero, encargado de comunicación de Nimiq.

Fuente: https://www.elfinancierocr.com/finanzas/desarrollo-de-criptomonedas-avanza-en-costa-rica/KVFGJJCQ2JG7PFEYII6HG2XG54/story/